Qué ofrezco

Hay más razón en tu cuerpo que en tu mejor sabiduría

Friederich Nietzsche

Tu visión devendrá clara sólo cuando puedas mirar dentro de tu propio corazón. Quien mira afuera, sueña; quien mira adentro, despierta

Carl Gustav Jung

Es más importante un gramo de contacto que un kilo de energía

David Boadella

Conócete a ti mismo

(Aforismo griego)

El regalo más precioso que podemos ofrecer a los demás es nuestra presencia. Cuando nuestra atención plena abraza aquellos a quienes amamos, estos brotan como flores.

Thich Nhat Hanh

Cuanto mayor es la duda, mayor es el despertar; cuanto menor es la duda, menor es el despertar. Sin duda, no hay despertar.

C. C. Chang

Un espacio de acompañamiento psicoterapéutico a jóvenes y personas adultas con inquietud por trabajar en ellas mismas con la finalidad de vivir con mayor armonía y libertad interna, mediante favorecer la conciencia y el autoconocimiento, potenciar los propios recursos, aprender a gestionar las limitaciones y crear, en último término, una vida satisfactoria, creativa y congruente consigo mismas, que se deriva de vivir conectado con el propio potencial y crear el propio camino de vida.

La relación terapéutica es esencial en este viaje, y está basada en una actitud de aceptación positiva incondicional, por lo que se acepta la persona tal y como es en su totalidad, sin condiciones, y la empatía, que facilita tratar de entender el mundo desde sus ojos. Esta relación es la base que permite explorar los conflictos y sufrimiento que presenta la persona, a través de los cuales que se profundiza en su concepto de sí misma y se descubren maneras de trascender sus limitaciones y liberarse del sufrimiento.

Partiendo de una la concepción holística del ser humano, se trabaja con todas las dimensiones de la persona, atendiendo, pues, a las sensaciones físicas, las emociones y los pensamientos que integran sus vivencias. Se utiliza el intercambio verbal y se hacen propuestas -de libre aceptación- de ejercicios corporales (de expresión y promoción de la conciencia corporal) y de visualización.

Los motivos de consulta pueden estar relacionados con síntomas de sufrimiento o malestar emocional (ansiedad, tristeza o depresión, deseperanza, sensación de vacío y desorientación, entre otros), dificultades en la gestión de las emociones, baja autoestima, problemas relacionales, problemas de pareja, insatisfacción con alguna área de la propia vida, conflictos internos no resueltos, experiencias traumáticas, duelosíntomas psicosomáticossensación sostenida de infelicidad o cualquier otra causa que esté limitando la percepción de bienestar personal  y provoque sufrimiento.

Duración

El proceso psicoterapéutico tiene una duración variable, dependiendo de las necesidades de cada persona y de la profundidad del proceso en el que decida implicarse.  La orientación humanista de la psicoterapia se caracteriza por pretender cambios psicológicos profundos, más allá de la erradicación de los síntomas de malestar, pero tal y como el inicio del proceso es fruto de una decisión personal, también lo es su finalización, que tiene lugar cuando la persona considera que ha conseguido los objetivos que venía a trabajar.